¿Por qué relacionar el judo con la negociación?

Una forma de poner en evidencia las razones por las que somos o no buenos negociadores

El recorrido que lleva a un judoka a vestir el cinturón negro y los sucesivos danes hasta ese décimo dan que han conseguido en la historia menos de 100 personas, es una clara invitación a reflexionar sobre cómo construimos nuestra identidad profesional sumando y aprovechando (o restando y desperdiciando) las consecuencias de nuestras experiencias y de las que otros comparten.

Este encabezado unido a el empujón definitivo que me ha dado un cliente con el que comparto proyectos desde hace un buen número de años, en los que la negociación ha tenido su puesto preferente, son los responsables de que el libro esté hoy disponible y que ya haya formado parte del tiempo de lectura de un buen puñado de personas. 

El libro aborda ese recorrido del judoka a través de una historia que ideé ubicándola en una situación organizativa que probablemente te recuerde a alguna experiencia directa o indirecta que hayas podido tener.

Me ha gustado invitar a la trama a un personaje muy querido, que protagonizó uno de mis libros y que se ha sabido convertir en, como dicen algunos buenos amigos, en algo así como un alter ego.

Pulsando en la imagen superior o a través de este enlace Cinturón Negro en Negociación puedes hacerte con este libro 

Me encantaría que te decidieras a recorrer la historia que comparto en el libro y que me dieras tu opinión.

Dentro hay ideas que han ayudado a muchas personas a negociar a alto nivel.

¿Por qué relacionar el judo con la negociación?
Etiquetado en:            

Deja una respuesta