Historias de Proyectos (7)

Perfil técnico vs Perfil relacional

Cuando uno de los grandes te llama para plantearte su preocupación por el excesivo “tecnicismo” que percibe en el colectivo de profesionales de la compañía que interviene en procesos técnicos, se dispara una sensación de agradecimiento por comprobar que hay personas en puestos de responsabilidad, que son capaces de darse cuenta de que hay algo más allá de los números y los procedimientos técnicos que, al fin y al cabo, son causa, de primer orden, de la realización de esos números y de esos procedimientos.

El planteamiento fue sencillo:

¨Necesitamos concienciar sobre la importancia de manejar con acierto las relaciones profesionales que tienen estos colectivos con otros actores.”

“Es esencial que se den cuenta de que su responsabilidad no está solo en ser excelentes técnicos, sino que también lo está en ser excelentes gestores de relaciones con clientes, proveedores, equipos internos y externos, organismos públicos…”

Se trata de una compañía del IBEX. En la que la estructura organizativa es de una complejidad muy elevada y donde los procesos de decisión son francamente difíciles.

El proyecto que nos solicitaron era recurrente. Debía incorporarse como un programa anual que se mantuviera, al menos, durante 5 años.

Suscribimos el correspondiente contrato de colaboración referenciado a un marco negociado con diferentes interlocutores y nos pusimos a trabajar.

Todos los colectivos que realizan actividades técnicas en las que mantienen interacción con proveedores, clientes y equipos subcontratados. Especialmente dirigido a aquellos de inminente incorporación en la compañía.

Estamos en nuestro tercer año de proyecto y hemos trabajado con cerca de 200 profesionales en un itinerario integrado por:

  • ¿Qué nos exige el escenario profesional?
    • Eficiencia y eficacia técnicas
    • La cadena de valor dirigida a cliente
    • La sinergia organizativa
  • Las claves de una respuesta profesional de valor:
    • Criterio o la capacidad de interpretar tu escenario
    • Tus herramientas competenciales, conocimiento y habilidad
    • La motivación derivada de tu nivel de implicación y responsabilidad
    • Tu eficiencia (rendimiento) y tu eficacia (contribución)
  • Crea un espejo en el que valorar tu propio perfil
    • Un gran aliado: El tatami profesional y sus variables
    • Mis retos: Calidad técnica, Sinergia organizativa y Valor a cliente
    • Mis interlocutores: Características, barreras y oportunidades
    • Mi capacidad de actuación
  • ¿Cómo reforzar mi perfil?
    • Tus compromisos y tu plan para hacerlos realidad

Sorprende cómo reaccionan estas personas de perfil técnico muy desarrollado cuando les enfrentas a la realidad de que las interacciones que mantienen con otras personas forman parte ineludible de su responsablidad.

Las empresas están, por el momento, integradas por seres humanos y somos los seres humanos los que nos condicionamos unos a otros tanto en lo personal como en lo profesional.

Si alguien no es consciente de esto, tiene muchos cambios que afrontar por delante. 

Historias de Proyectos (7) Perfil técnico vs Perfil relacional
Etiquetado en:            

Deja una respuesta